ESPRO

Tras los pasos de un gigante

07 de marzo de 2018

Rafael Martínez Fernández quiere seguir los pasos de su padre, un soldado profesional cuya tenacidad y vocación han sido la fuente de inspiración para este futuro Héroe Multimisión.
Oriundo de Valledupar en el Cesar, Rafael Martínez es el segundo de tres hermanos. Su padre fue soldado profesional y en sus 20 años de servicio, trabajó sin tregua al lado de hombres valerosos que seguían un ideal superior.

De los 20 años que mi papá estuvo en el Ejército cuenta - 17 fueron en los departamentos de Caquetá, Cauca y Huila. Lejos de casa, este soldado aguerrido enfrentó las dificultades propias de la guerra e incluso fue herido en dos oportunidades. Pese a ello, jamás perdió su fe en la causa y siempre logró trasmitir a su hijo el amor y compromiso por su país. Hoy Rafael quiere seguir sus pasos. Quiere ser soldado profesional para brindar seguridad y protección a sus compatriotas desde el lugar donde se encuentre.

Además de su padre, Rafael tiene un héroe digno de su admiración. El soldado Pedro Pascasio Martínez Rojas, representa las virtudes militares más elevadas. Este Soldado campesino, destacado en la Batalla del Puente de Boyacá es el mejor ejemplo de honestidad y transparencia. Es el Soldado Dante por excelencia.

El soldado Pedro Pascasio Rojas nació el 20 de octubre de 1807 en Belén, Boyacá. Aunque apenas era el encargado de los caballos del General Simón Bolívar, se dio a conocer la noche del 7 de agosto cuando capturó al General Barreiro, Comandante del Ejército Realista y lo presentó ante el General Bolívar después de negarse a ser sobornado. Pedro Pascasio representa el ideal del soldado, por eso Rafael Martínez quiere servir a su país con la misma vocación y entrega.

Quiso ser militar desde que era niño y al cumplir la mayoría de edad no dudó en salir a cumplir con su deber como ciudadano con el objetivo de confirmar si persistía este deseo.
Fue incorporado en el Batallón de Apoyo de Servicios para el Combate n. 10 Cacique Upar de la Décima Brigada y 12 meses después estaba absolutamente convencido de su vocación militar.

Recuerda el temor de su madre la primera vez que dijo que quería ser soldado. Trató de explicarle el porqué de su sueño, pero sólo pudo decirle que era algo que llevaba en sus venas, algo que deseaba más que cualquier otra cosa en el mundo. No puedo explicarlo con palabras cuenta sólo sé continúa que quiero ser soldado hasta que la vida me lo permita y demostrarles a todos que pude ser el mejor.

Rafael nació hace 23 años en Valledupar, capital mundial del vallenato, lugar donde se celebra desde hace 50 años el Festival de la Leyenda Vallenata para recopilar bajo el mismo escenario todo el patrimonio cultural y musical de la Costa Atlántica y presentar ante Colombia y el mundo, costumbres y tradiciones que enaltecen el valor de esta región.

Espera que al terminar su proceso formativo tenga la oportunidad de integrar una unidad élite, donde pueda hacer parte de misiones especiales que tengan mayor grado de dificultad para garantizar la seguridad y tranquilidad en cualquier lugar donde sea designado y desde allí llene de orgullo a su familia y su nación.
COMPARTIR

Nilo - Cundinamarca
Horario Atencion: 08:00 - 12:00 y 14:00 - 18:00
atencionciudadanoejc@ejercito.mil.co

Numero de visitas: 532.783