ESPRO

Con Dios en todas nuestras actuaciones

25 de agosto de 2016

Para el Cabo Primero Harold Lansdorp, hacer parte del Ejército Nacional, no se trataba sólo de una decisión, en definitiva, era una opción de vida.
Tras prestar el servicio militar obligatorio decidió pertenecer en la institución como Soldado Profesional. Cuatro años después tuvo la oportunidad de ingresar a la Escuela de Suboficiales y en enero del 2007, al culminar los exámenes y procedimientos requeridos, recibió el grado de Cabo Tercero.

Cada día ha sido una lección de vida. Ha aprendido a vivir en la abundancia y en la escasez pero sobre todo, ha sabido que es posible, a pesar de las adversidades, salir siempre adelante.

Servir a la gente ha sido una de sus prioridades, me llena de satisfacción que cuando uno llega a un sitio, la gente se acerca y dice no se vayan porque gracias a ustedes tenemos paz y tranquilidad asegura, Piensa que lo más valioso es que la población pueda ver en el Ejército Nacional esa institución que trabaja por el bienestar de todos los colombianos.

Recuerda, por ejemplo, las sonrisas de los niños de la Amazonía, niños que a pesar de la escasez y las múltiples necesidades conservan la esperanza de un futuro promisorio. Niños que sonríen cuando ven pasar al soldado porque ven en él el reflejo de la seguridad y la tranquilidad.
Ellos sonríen expresando de este modo su gratitud y confianza.

Desde el seno de una familia tradicional, aprendió que el esfuerzo y la dedicación son fundamentales para alcanzar cada meta. Aprendió que lo que se logra en la vida se ama y se valora más cuando es fruto del trabajo y la entrega. Califica a sus padres como ejemplares, asegura que a él y a sus cuatro hermanos les enseñaron que luchando con honestidad se puede salir adelante.

Su experiencia como militar le ha permitido tener un interés particular por el Derecho Internacional de los Derechos Humanos y el Derecho Internacional Humanitario. Quería saber todo acerca de estos dos términos tan comúnmente mencionados, pero también comúnmente transgredidos.

Aprender a cerca de estos temas le permitió tener una visión clara sobre los derechos y las libertades, sobre los límites y las competencias institucionales, y en especial le ha servido para enseñar a otros cómo debe ser su proceder para actuar de acuerdo a lo establecido por la ley sin vulnerar de ninguna manera y bajo ninguna circunstancia los derechos de las demás personas, en especial aquellas que han sido víctimas del conflicto armado.

Sin duda, todas las personas que hacen parte de las Fuerzas Militares, tienen un sinnúmero de experiencias que han marcado para siempre sus vidas. Él recuerda que siendo soldado profesional, el Soldado López le enseño todo lo que debía saber para sobrevivir en la selva. Sin embargo, luego de un combate en Colombia Huila donde el Soldado López perdió la vida, tuvo que despedirlo con tristeza, eso siempre lo marca a uno porque es alguien a quien uno estima y obviamente nunca queremos lo malo para los demás, menos cuando son tan cercanos dice.

Considera que ser militar conlleva un reto extra. Es actuar con integridad en todas las áreas de la vida. Convertirse en un verdadero ejemplo a seguir. Ese héroe de carne y hueso que puede lograrlo todo y es la esperanza de muchos.

Su abuelo materno jugó un papel importante durante su crianza, de él aprendió la solidaridad y el amor por la gente, en especial el amor hacia aquellos que más lo necesitan. Aprendió a evidenciar las necesidades de los demás y poder ser partícipe de la solución.

Tras catorce años de pertenecer a la institución todavía conserva su principal interés: poder ayudar a la comunidad. Cree que hacer parte del Ejército le ha permito alcanzar este objetivo, pero sabe que todavía puede dar más. Tal es su afán por aportar al desarrollo de la sociedad que espera, tras culminar su carrera, poder seguir sirviendo con paciencia y dedicación a todo el que lo necesite.

Próximamente iniciará el curso de ascenso para el grado de sargento segundo. Desde allí, espera seguir sirviendo como hasta ahora, con pasión y empeño por lograr un futuro mejor, una Colombia mejor.

Cree que lo es hoy día se lo debe principalmente a Dios, a la guía y crianza de sus padres y ahora, al apoyo de sus tres hijas y su esposa que son, sin duda su fortaleza y su impulso todos los días..

Cada día aprende cosas nuevas, pero sin duda, ha sido su fe en Dios y el amor incondicional de sus seres queridos lo que le ha ayudado durante estos catorce años de servicio que con disciplina y responsabilidad le han permitido ascender en cada peldaño.

Para el quehacer del militar, y en general para cada una de las áreas y facetas del ser humano, cree que lo más importante y el valor más imprescindible se resume en el principio Dios en todas nuestras actuaciones
COMPARTIR

Nilo - Cundinamarca
Horario Atencion: 08:00 - 12:00 y 14:00 - 18:00
atencionciudadanoejc@ejercito.mil.co

Numero de visitas: 88.537